El Bitcoin reacciona positivamente cuando la inflación alcanza el 8,5% y los datos del IPC de marzo coinciden con las previsiones